Raúl Rodríguez, entre los mejores del mundo de Jiu-Jitsu.

El aragonés Raúl Rodríguez se codeó nuevamente entre los mejores del mundo del Jiu-Jitsu. Es la tercera vez que acude a la cita internacional y lo hizo tras proclamarse campeón de España júnior el pasado mes de febrero en Navalcarnero en el sistema de lucha -85 kg. Era una gran oportunidad para subirse al podio, pero una rotura fibrilar le impidió competir por ello.

El deportista del Club Jiu Jitsu Calatayud fue convocado por la Federación Española para participar en el Mundial Júnior de Jiu Jitsu que tuvo lugar entre los días 16 y 20 de marzo en Atenas (Grecia). Los siete representantes aragoneses en el Campeonato de España pertenecen al club bilibilitano y cinco de ellos consiguieron medallas en sus respectivas modalidades y categorías.

Raúl, que disputó por tercera vez en su carrera deportiva la máxima competición continental, vive en Paracuellos de Jiloca y entrena en Calatayud. Tanto familiares como amigos le apoyan allí donde van y confiaban en su talento y capacidad para conseguir algo positivo del Campeonato del Mundo que se disputó en Grecia. Una rotura de fibras al comienzo de la competición no le permitió luchar por las medallas por las que según su entrenador, David Cruz, estaba capacitado para luchar.

Expulsado el judoca egipcio que le negó el saludo a un israelí.

El judoka egipcio Islam El Shehaby ha sido enviado a casa tras negarse a estrechar la mano al israelí Or Sasson al finalizar el combate que perdió el pasado viernes en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en la categoría de más de 100 kilos.

El Shehaby, de 32 años, perdió la pelea en los dieciseisavos y se negó a darle la mano su rival, que consiguió la victoria con dos «waza-ari» y un «shido». Tras ese acto, Egipto decidió expulsarlo de la competición, según confirmó el Comité Olímpico Internacional este lunes.